• Jul 12, 2017|
  • Blog |
  • andrea cardona

Hace pocos años hemos transformado nuestras ciudades con el uso de las bicicletas. Cada día vemos mas ciclorutas, mas vías exclusivas para las bicicletas, campañas que fomentan su uso, parqueaderos y más de un amigo o conocido engomados como decimos en lenguaje coloquial. Y es que esta transformación se da desde la primera vez que podemos montar bicicleta, es la primera experiencia en la vida de poder sentir que vuelas, que puedes andar por parques, caminos, descubrir lugares y armar un parche de amigos para rodar por todo el mundo. 

Personalmente recuerdo mi primera bicicleta como si fuera ayer, de color verde menta y rosa, recuerdo la primera vez que le quitaron las “rueditas” y si, también la primera vez que me caí porque además me raspé la cara justo para un cumpleaños de mi hermanita y quedo el recuerdo fotográfico. Y es que de las enseñanzas de la bicicleta esta esa, la de aprender a caerse  y volver a montarse aun con más ganas, la de querer ir del punto A al B y al otro día ojala al C, hasta la Z, de poder andar cada vez más rápido y ver como en ella y con ella creamos una relación de altos,  bajos pero sobretodo de satisfacción de siempre lograrlo a pesar de los obstáculos.

Y esta relación, este sentimiento de felicidad, de sentir que vuelas, este “BiciLove es lo que quise plasmar en esta colección. Porque cada kilómetro más que haces, cada vez que llegas a tu casa sabiendo que beneficiaste tu salud, el medio ambiente, porque cada vez que Nairo gana minutos en sus escaladas, nos motivan. Quiero que cuando veas tus joyas te acuerdes de todos esos logros, del viento en la cara, de respirar aire puro, de esa montada del domingo, de esos amigos de carretera.

Promovamos ese caballito de acero para transformar no solo la ciudad, el medio ambiente sino también nuestras vidas, porque al final la vida es una ruta con obstáculos, una contrareloj incontrolable, un puerto de montaña gratificante, la llevamos, la enfrentamos pero teniendo en cuenta que cada vez que caigamos, nos volveremos a montar en las 2 ruedas.